Muestra libro de meditaciones de Mari Cruz

lunes, 22 de diciembre de 2008

Rincones.

El acceso a San Isidro, es fácil si llegamos desde la carretera, pues la ermita esta junto a esta.

Pero hay un pequeño camino que desde el pueblo y entre los huertos, accede también por la zona mas baja de la pequeña ermita.

El paseo se hace tranquilo y el canto de los pájaros parece evadirte del mundo, te aisla y traslada a otro tiempo en el que los sonidos solo los producía la naturaleza.


Los arboles dejan pasar caprichosamente la luz del sol, dibujando un paisaje que alegra la vista e invita a expandir el alma.



Los pequeños detalles se vuelven gigantes y cobran su significado especial que en otro sitio simplemente no lo tienen.

Todo es armonía, todo esta en su sitio y tiene su sitio especial. Las setas que nacen, las bellotas que aun sin dar lugar a una gran encina que diera sentido a su ser, se saben alimento de seres que sin ellas no tendrían su sitio. Todo está bien.



Las fotografías han sido tomadas por Mamen, nuestra amiga que ha captado con su cámara el alma de este pequeño sitio, que tantas veces ha servido de refugio y bálsamo para la de los vecinos de Navalpino.

6 comentarios:

Jose Mari Carrillejo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
carrillejoisasi dijo...

Me han encantado y emocionado tus comentarios, llevas tanta razón.

natalia dijo...

Es muy agradable leer tus descripciones del lugar. Nos trasladan a otro universo, y es que la ciudad nos endurece,
Gracias,
Natalia.

Meninheira dijo...

Es un sitio precioso!! :)

Se me olvidó añadir tu blog a mi lista, te lo puedes creer? en el próximo post del martes te doy publi :)

Besitos

paloma dijo...

Ja,ja yo no conocía tu espacio en internet...claro como es Meninheira la que nos mantiene al día. Hacía falta un chico entre tantas mujeres...Un besote de esta familia...

NATALIA dijo...

En el reino de los Hechiceros hay un premio para tí...

Las 7 leyes del éxito, Deepak Chopra